¿Cuánto pagarás por el impuesto de sucesiones?

¿Cómo y cuándo presentar la declaración a la renta?
January 14, 2019
10 cosas que debes hacer ahora para tener 700 puntos de crédito
January 21, 2019

Hay mucha variedad de impuestos. Esa conocida imposición del estado que se debe hacer como contribución a la hacienda pública nacional en caso de ciertos supuestos que se proponen para obligar a los contribuyentes.

Forma parte de esa gran variedad propuesta por el sistema tributario de España y se impone cuando se acepta alguna herencia. Por lo tanto, quiere decir que al fallecer una persona que cuenta dentro de sus haberes con bienes que decide dejar en herencia, estos contraen una obligación de pagar el impuesto de sucesiones.

Muchos tienen la concepción que recibir herencia siempre representa ventajas; pero hay que entender que gracias a este impuesto que grava las sucesiones puede resultar también un escollo al que hacerle frente motivado a esta normativa de impuestos.

El impuesto de sucesiones

 

Es un impuesto con una historia antigua y muy longevo, tomando en cuenta que aunque llamado de muchas formas, prácticamente existe en conjunto con la sociedad organizada.

El también conocido como impuesto de sucesiones y donaciones, cuenta con un principio de progresividad y está gestionado por la comunidad autónoma. Por lo tanto, dependiendo de la ciudad o el domicilio del fallecido o quien hereda, se determinará la cantidad que se debe pagar pues variará en función de esto; porque a pesar de la igualdad existente ante la ley entre quienes son españoles, para hacienda no es de esta manera.

Es por esa razón en particular que existe un sistema e imposición pecuniaria diferente dependiendo de cada comunidad autónoma en la que se encuentre la persona fallecida o heredero.

Se toma en cuenta para determinar el domicilio del fallecido los últimos años de residencia para establecer qué tipo de legislación aplicar para el impuesto (en este caso, la legislación de carácter general) y cuando sean herencias que provengan de difuntos con residencia en el extranjero deberá aplicarse la normativa estatal.

Supuestos para el impuesto de sucesiones y donaciones.

  • Bien o derecho que sea dado en herencia, legado o cualquier tipo de sucesión.
  • Bien o derecho dado en calidad de donación o algún otro título jurídico que sea gratuito entre personas vivas.
  • Cuando se reciben cantidades como beneficio de contratos con seguros de vida, en caso de quien lo reciba no sea el contratante (esto cuenta con supuestos que eximen de su cumplimiento y se encuentra en el artículo 16.2 de la Ley de IRPF).

¿Cuánto se debe pagar?

El monto a pagar varía por varios factores, como ya se dijo el domicilio ya es un factor fundamental que cambia la legislación aplicable pero en general, aunque los montos preestablecidos son variables siempre hay factores que intervienen en su variación.

En cuanto al parentesco de la persona que recibe la herencia, es un factor que engrosa la cantidad a pagar, puesto que mientras el pariente que recibe sea más lejano, mayor será el monto que deberá pagar a la hacienda pública como impuesto.

El valor de los bienes recibidos, por supuesto porque se paga en función a lo que se recibe y el valor que este tenga un porcentaje establecido por cada comunidad, que pueden coincidir pero es determinado por cada una.

El patrimonio con el que cuente el heredero también formará parte de la variable para pagar el impuesto. Al momento de pagar el impuesto por sucesiones debe presentar su declaración de patrimonio previa para entonces determinar el pago, pues mientras más alto sea el patrimonio del heredero, más deberá pagar por la herencia que recibirá.

La comunidad autónoma por lo tanto, establece un porcentaje sobre una base liquidable, y cuando esta no exista se usa la que se establece en la ley nacional. Posteriormente calcular la asignación tributaria con el coeficiente multiplicador establecido por la norma dependiendo del grado de parentesco.

Hay una duda muy común y es sobre si la existencia de testamento puede influir en el pago del impuesto, y la respuesta es no, puesto que se aplica a cualquier herencia.

¿Cuándo debe pagarse el impuesto?

Hacienda pública otorga seis meses a partir del momento en que fallece el causante, siendo posible de igual manera solicitar prórrogas con su respectivo pago de interés por demora.

Como todo impuesto, el no pagarlo conlleva una sanción que se debe evitar. Si bien, el momento del fallecimiento es normal tomarse un tiempo de reflexión y duelo, es normal y mejor para su salud financiera que tome cartas en el asunto con su declaración sucesoral.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *