¿Cuándo aparecieron los primeros créditos online?

Los préstamos para los perezosos: microcréditos en línea
abril 17, 2018
A lo que vale la pena prestar atención al tomar un préstamo, para evitar desperdicios adicionales
abril 20, 2018

La crisis de 2008 generó graves secuelas en España, pues la cultura de la mayoría era financiar todo a través de créditos bancarios. Había una especie de burbuja crediticia que se encargaba de costear todo y como había capacidad y poder adquisitivo los ciudadanos podían planificar en función de sus ingresos fijos.

  No obstante al llegar la crisis la población fue tomada por sorpresa, pues no había un nivel de ahorro acorde con la situación pues todo se pagaba a crédito y por supuesto los bancos colapsaron en su mayoría, se dispararon los niveles de incobrabilidad, la crisis inmobiliaria generó un caos global.

  El ciudadano promedio se encontró endeudado y sin ahorros para afrontar la crisis, estaba en condiciones vulnerables. Luego que paso la tempestad a mediados de 2010 se comenzó a registrar un incremento en el ahorro lo que tuvo una repercusión positiva en la macroeconomía y aceleró la recuperación del país.

Caída del ahorro

  Los años postcrisis motivo a un cambio de actitud en los ciudadanos, en sus decisiones, en la manera como administraban el dinero, mayor cautela al tomar deudas, mostraban una actitud más conservadora de ahorro para el retiro, entre otros. El consumo bajó en un nivel no despreciable.

Sin embargo, con la recuperación económica y la introducción de nuevas tecnologías en los diversos procesos empresariales, en los negocios, la producción, la aparición de productos innovadores en las telecomunicaciones, entre otros dio paso a un viraje hacia el consumismo.

 El consumismo de esta variedad de productos propició el aumento de los créditos pues ya no eran suficientes los ahorros para adquirirlos, entonces los indicadores volvieron a subir.

   En vista de que los bancos comenzaron a poner más restricciones a causa de la crisis, como por ejemplo más garantías exigir una trayectoria amplia en materia crediticia, fianzas, tener un empleo fijo con buena remuneración para poder pagar las cuotas sin problemas, contar con buenos movimientos bancarios, entre otros.

  Aparición del auge del crédito online

  El consumismo rebasó todo pronóstico y los bancos con sus restricciones era una barrera para que los miles y millones de consumidores pudieran obtener financiamiento para su consumo esto da paso al nacimiento de los los créditos online.

  Las empresas de créditos online son entes de naturaleza privada y lograron detectar las necesidades de los consumidores e identificaron su inconformidad con los bancos tradicionales. Empezaron a ofrecer productos y servicios adaptados a dichas necesidades y por ende la aceptación fue total.

  El valor agregado que ofrece estas empresas es la rapidez de sus procesos, los clientes pueden tener respuesta de las solicitudes de créditos online en tan solo minutos. A continuación se presenta las ventajas y los riesgos de estos créditos online.

  Ventajas y riesgos de los créditos online

    Los créditos online se popularizaron rápidamente en España tanto que hoy hay numerosas empresas que se dedican al financiamiento con resultados muy positivos y es por ello que el cliente debe evaluar las condiciones a fondo pues muchas empresas más grandes que otras pueden ofrecer promociones, ofertas, premios y otras concesiones, pero también hay otras que aplican cargos, comisiones, y descuentos, de ahí la importancia de evaluar las opciones de forma detallada.

   Otro aspecto que se debe considerar de este tipo de créditos online es que poseen unas condiciones muy diso9tntas a los de la banca tradicional, por ejemplo los plazos par e pago tiende a ser de máximo 30 días con unas tasas de interés que oscila entre un 30 y 35%. De ahí la importancia de ejercer una buena planificación, contar con una disciplina financiera que le permita pagar en el tiempo previsto.

   Es oportuno mencionar que  los riesgos que tienen los créditos online son similares a los créditos tradicionales, por ejemplo en caso de impagos el cliente puede incluirse en la lista de morosos lo que le traerá graves consecuencias en el futuro para acceder a nuevos financiamientos y hasta para hacer negocios.

  Los créditos online representan una nueva tendencia en constante crecimiento y ante esto debe probar la cordura, la planificación y la disciplina financiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *