Cómo usar microcréditos en Europa y Estados Unidos

¿Cómo ganar más? 4 principios y un plan de acción en un solo artículo
agosto 7, 2018
Cómo dejar propínas correctamente
agosto 14, 2018

No cabe duda que la crisis económica mundial de 2008 impactó severamente en muchos países, hasta el punto que muchas familias perdieron sus ahorros de toda la vida, perdieron sus propiedades, y hasta sus empleos. Esto generó todo un espiral que afectó gravemente el consumo de una parte importante de la población, sobre todo en los países más inestables.

En España por ejemplo se perdió la capacidad de ahorro y los bancos se vieron en aprietos al no recuperar gran parte del capital invertido en créditos tanto a personas físicas como jurídicas.

Con el paso del tiempo y después de una lenta recuperación en las economías europeas los bancos estaban recelosos para otorgar créditos y microcréditos nuevamente. Es por ello que comenzaron a colocar requisitos más estrictos para aprobar las solicitudes.

Ante esta realidad muchas personas no pueden acceder a los créditos bancarios, puesto que exigen en muchas ocasiones una nómina de pago, es decir contar con un trabajo remunerado estable, cosa que muchos españoles por ejemplo no tienen, contar con fiadores, garantías, movimientos bancarios con cantidades importantes, demostrar un ingreso fijo considerable en caso de ser profesional autónomo, entre otros,

Estados Unidos tampoco escapó a la crisis inmobiliaria la cual se diseminó hasta los otros sectores. El nivel mora de los créditos subió de forma alarmante e hizo tambalear el sistema financiero americano. Ante esa crisis crediticia los más golpeados fueron los ciudadanos al imposibilitar el acceso a dinero para consumo e inversiones.

En Europa surgieron las compañías de créditos a través de internet para paliar esta situación, a partir del 2010 empezaron a ser notables el número de empresas financieras que otorgaban microcréditos raídos a los ciudadanos de forma sencilla, práctica y transparente.

Básicamente, estas empresas no exigían requisitos burocráticos para aprobar las solicitudes de los microcréditos. Y aunque los montos no son tan altos en comparación con la banca tradicional ha sido de mucha ayuda para las clases populares y medias de los países europeos en los últimos años.

Una de las razones del éxito de las compañías financieras que ofrecen microcréditos por internet es por la rapidez del proceso. El interesado solo necesita conectarse a internet, llenar unas formas en línea muy precisas y hacer su solicitud.

En cuestión de minutos es respondida su petición y luego le piden un extracto bancario para hacerle la transferencia. Las condiciones no son muy flexibles, por lo general otorgan palos cortos para el pago y las tasas de interés son más altas que el promedio general.

En Estados Unidos también ha surgido una especie de empresas que apoyan generalmente a los emprendedores y pequeños empresarios a desarrollar sus negocios. Esto es por el impacto de la crisis.

También se han desarrollado proyectos para ayudar con microcréditos a personas pobres que no tienen acceso a la banca tradicional. Por lo general, estas personas deben presentar un proyecto que sea viable para recibir financiación.

No cabe duda que los microcréditos se han abierto para muchas personas que nunca han tenido acceso a los créditos tradicionales tanto en Europa como en Estados Unidos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *