¿Cómo mantener un presupuesto con poco dinero?

Trampas en la obtención de un préstamo, ¿qué hacer para no picar el anzuelo?
noviembre 23, 2018
Como ganar dinero con un blog desde el desarrollo hasta las ganancias
noviembre 27, 2018

Vivir puede resultar costoso. Más difícil resulta para quienes no cuentan con ingresos muy altos. Es muy recomendado, en estos casos hacerse de un presupuesto para poder mantener una situación económica sostenible, pero lo cierto es que muy pocas personas lo hacen y más difícil se hace llevarlo; incluso hay quienes dicen que si tienes poco dinero cómo mantienes un presupuesto.

Es cierto que toma cierto trabajo comenzar, organizarse y planificarse a través de un presupuesto; por lo que daremos algunos consejos sobre cómo puedes mantener tu presupuesto con poco dinero.

Lo principal es alejar los pesimismos y negatividad, para mantener tu fondo de dinero vivo al final de mes, es importante mantener las cosas de la forma más sencilla posible; las complejidades para muchos llevan a decaer, trata de ir en progreso con metas sencillas para comenzar.

Organízate, revisa en que se va tu fondo de dinero, en qué gastas más y comienza a llevar registro sencillo de tus gastos por más pequeños que sea. Conocer en qué gastas el dinero, te ayudará a conocer mejor tu situación, qué cosas están llevándose el dinero sin ser realmente necesario ni significar algún crecimiento de tu fondo más adelante.

Establece un orden de tu fondo con lo que estás gastando y si realmente puedes gastarlo, muchos suelen apoyarse en las tarjetas de crédito y sobregirar su ingreso mensual.

En este punto se puede hacer un presupuesto, estableciendo cuáles serán los gastos de cada renglón y colocar las metas. Las metas pueden ser una cantidad de ahorro para el final de mes. Quizás haya que prescindir de ciertos gastos extras que ya habrás reconocido y que al fin de mes pueden significar un ahorro que se podrá usar a largo o mediano plazo en algo más productivo.

Estas metas hay que acompañarla con motivación, es salir de deudas, algún paseo de vacaciones, para retiro, para cambio de casa. Una forma de vivir económicamente sano, es mantenerse con el fondo de los ingresos y usar las tarjetas de crédito en situaciones excepcionales con la posibilidad de pago pronta.

Y para mantener esa motivación, mes a mes date una recompensa no muy costosa. Pequeños regalos para ti mismo que te recuerden y reconfortan del esfuerzo realizado.

Siempre busca formas de ahorros, solemos gastar en lugares o cosas que pueden resultar más económicas; como las comidas o alquileres, que resultan ser de los gastos más grandes. Trata de con los primeros ahorros solventar todas las deudas, para poder ir pensando más en futuro que en compromisos adquiridos previamente.

Es muy importante hacer también una lista de las cosas que se necesitan, a la hora de ir de compras tomar directamente lo que se necesita. El detenerse a ver todo lo que hay, siempre lleva a gastos fuera del presupuesto.

Mantente al corriente con tu presupuesto y seguro no verás mermar tu fondo y llegar contando cada centavo al final de mes. La clave está en la organización y planificación, tengas mucho o poco dinero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *