Cómo dejar propínas correctamente

Cómo usar microcréditos en Europa y Estados Unidos
agosto 9, 2018
Situaciones que nos llevan a pedir un préstamo
agosto 16, 2018

La propina hace referencia a la gratitud que tiene el cliente por el servicio prestado en un bar o restaurante. Esto tiene mucha relación con la gestión de la calidad en una empresa.

Los gerentes deben articular que las personas que atienden a los clientes lo hagan con pasión, con vocación de servicio y cortesía. Se debe reivindicar la frase de marketing: “El cliente siempre tiene la razón” Y es que por la gestión del servicio  es que se ganan las propinas.

Hay países donde hay regulaciones que indican que en la factura se cobra un 10% de propina. Otros países prohíben esto y dejan a elección del cliente dejar la propina en efectivo al mesero o trabajador que le haya atendido.

De tal manera cuando vayas de visita a un país debes investigar como es la cultura de propinas. En caso de que seas tú quien debe dar la propina debes analizar las siguientes consideraciones para que puedas dar una correctamente.

Tienes que darte cuenta que una propina no es una limosna o una especie de donación caritativa sino que se trata de un reconocimiento en dinero de un trabajo, de una atención efectiva y más aún cuando se trata de países no desarrollados donde las condiciones de vida son inferiores a los países europeos.

 El monto total que darás de propina es algo muy subjetivo. Las regulaciones recomiendan que sea entre un 10% y un 15% del total de la factura. Aunque esto no es obligatorio eres tu quien determinará la cantidad final. Analiza las variables, la comodidad, la calidad del servicio requerido y paga lo que veas más apropiado, es decir paga lo que consideras que vale haber sido atendido.

 Debes evaluar el trato del mesero de forma imparcial, su actitud, su amabilidad, respuesta oportuna a tus requerimientos,  entre otras variables, esto te facilitará determinar la cantidad de dinero a dejarle de propina. No olvides colaborar con él y también ser amable.

 Otro elemento a considerar para dar una propina efectiva es analizar la comida, como estuvo, si cumplió tus expectativas, si la elección del restaurante y gastar tu dinero ha sido correcta. Por ejemplo, si se trajo a la mesa en el tiempo acordado, si estaba caliente, el sabor, entre otros.

 Por último, debes analizar la gestión de cobro, es decir cuán rápido te procesaron la cuenta a pagar, si te sirvieron agua al finalizar de comer, las servilletas, algún aperitivo cortesía de la casa, entre otras acciones finales del servicio.

Esto te permitirá cerrar tu evaluación del servicio e ir calculando el monto que dejarás de propina a tu mesero. Como se mencionó anteriormente, el monto final lo decides tú analizando todas las variables descritas. Lo cierto es que debería ser al menos el 10% del total de la factura o si consideras que el servicio ha sido excelente puedes dejar más dinero.

Por último debes considerar que el efectivo es el mejor medio de pago para dejar las propinas pues si lo dejas vía tarjeta de débito o crédito el establecimiento puede tardar en otorgar ese dinero al mesero. Así que debes asegurarte de contar con dinero en efectivo al asistir a algún bar o restaurante.

2 Comments

  1. francisco dennys dice:

    ¡Gracias por consejos buenos y útiles! Me gustó tu artículo!

  2. willy desmond dice:

    Buen consejo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *