¿Cómo abrir tu propia franquicia?

¿Cómo encontrar trabajo en el extranjero?
October 6, 2019
¿Cómo identificar dinero falso?
October 10, 2019

Actualmente la población Española ya no emprende por necesidad sino más bien por oportunidad y según muestran los informes de Global Entrepreneurship Monitor muchos prefieren crear sus empresas, pero otras personas prefieren convertirse en franquiciados y contar con el respaldo de una marca que ya se haya consolidado dentro del mercado.

Una alternativa que realmente parece beneficiosa en muchos ámbitos, pero no todo es lo que parece ya que esta forma de emprendimiento no está exenta de dificultades y a pesar de que cuente con muchas ventajas, hay ciertos puntos que debes tener en cuenta para sacar el mejor provecho y empezar correctamente con tu propia franquicia.

¿Qué es una franquicia?

Antes de dar un gran paso en el mundo del emprendimiento es importante que tengas bastante claro lo que es una franquicia.

Para explicarla de forma sencilla podemos decir que se trata de una relación comercial entre dos personas o partes, donde una persona ya sea natural o jurídica cede a otra por un tiempo determinado el derecho de usar una marca o nombre de una empresa ya consolidada en el mercado.

Dentro de este modelo negocio actuarán dos partes: franquiciador que es la empresa que aporta el nombre, marca y slogan de la empresa; también se encuentra el franquiciado; que viene a ser el autónomo o sociedad independiente que va a administrar el mando del negocio en una zona determinada a cambio del pago de una cuota fija o variable según lo que se establezca en el contrato previo. 

Una vez entendido lo que es una franquicia podemos comprender que, manejar o ser dueño de una franquicia es el nivel más alto al que puede llegar un negocio. Por ello debes tener en cuenta muchos factores que te permitirán analizar tu negocio de la forma adecuada para que en un futuro la puedas vender a otros emprendedores. 

Cómo franquiciar mi negocio

Esta no es una tarea sencilla y mucho menos llevarla a cabo, motivo por el cual es importante que reconozcas si tu modelo de negocio es o no rentable en el mercado en caso de que la conviertas en una franquicia.

Para ello debes esforzarte por crear un negocio original si bien ya existe algo similar será necesario que innoves e implementes facilidades que otros negocios no ofrecen… y para ello es muy importante realizar un análisis del mercado donde podrás encontrar opciones bastante interesantes para empezar con pie derecho.

Recuerda que tu negocio no debe ser más de lo mismo, tiene que ser atractivo para que se convierta en un potencial a franquiciar; un punto que debes tomar en cuenta es que el modelo de negocio que se maneje se pueda replicar fácilmente y no solo funcione bajo tu propio mando, de forma que puedas delegar a tu franquiciado tareas sencillas que pueda llevar a cabo sin el riesgo a quebrar después de haber invertido en la apertura de una nueva sucursal.

Investiga el procedimiento legal

Una vez hayamos concretado los parámetros anteriores debes saber que, como en todo negocio los aspectos jurídicos resultan fundamentales. Una vez te encuentres en este punto deberás crear un Circular de Oferta de Franquicia, esto es un documento donde queda plasmada la información básica sobre tu negocio; en donde deberá constar un análisis financiero, si tienes o no experiencia como franquiciante, etc.

Si te parece un procedimiento bastante complicado puedes ayudarte de un consultor de franquicias o un abogado especializado en esta industria, este consultor te guiará de forma adecuada y sencilla durante todo el proceso que tienes que realizar. Dicha persona tiene la obligación de ayudarte a entender lo que tienes que hacer, de forma que con su ayuda podrás evitar problemas que puedes experimentar si trabajas sin su asesoría, hay incluso algunos que te acompañan a obtener los documentos necesarios para agilitar el procedimiento.

Contrato de una franquicia

El objetivo de este modelo de negocio es claro, expandir tu marca y generar riqueza en base al crecimiento empresarial y generación de nuevos empleos.

Para ello debe existir un contrato en el que tanto el franquiciador como el franquiciado obtenga beneficios equitativos. Este tipo de documentos deben ser elaborados con sumo cuidado y durante este proceso puedes ayudarte del consultor de franquicias, recuerda que este contrato se convertirá el eje mediante el cual operará toda tu franquicia; por lo que debe cumplir con todos los parámetros legales que sean necesarios.

Vende tu franquicia

Ahora que entendemos a la perfección lo que se necesita para crear una franquicia es necesario encontrar franquiciados competentes y que estén 100% dispuestos a llevar con orgullo y estén interesados en el crecimiento del nombre de tu marca.

Una opción rentable son los infomerciales donde expliques de forma concreta que necesitas potenciales franquiciados. También te recomendamos asistir a eventos y ferias que pueden ayudarte a encontrar gente que esté interesada en invertir. Sin embargo, te recomendamos que mantengas un prospecto de persona la cual deseas que lleve el mando de la sucursal en la cual vas a invertir.

En caso de que no poseas un prospecto de inversor una buena idea es que tú como dueño de la franquicia brindes un correcto asesoramiento a tus inversores para que, llegado el momento ellos puedan brindar el asesoramiento y guía adecuada a sus empleados. De forma que cuando visites los establecimientos franquiciados no tengas inconvenientes de carácter personal y legal. 

El equipo de tu franquicia

A medida que vayas avanzando con tu modelo de negocio es más que probable que necesites de personal para llevar una adecuada contabilidad, administración y marketing de tu franquicia. Una de las características importantes de este negocio es que ofrecen una formación completa, es decir que dan una a asesoría a todos sus empleados combinando la información teórica y práctica.

Dicho modelo no debe ser llevado solo por el establecimiento matriz sino por todas las sucursales que se vayan abriendo alrededor del país, esa característica es la que distingue a las buenas de las malas franquicias que, sin una correcta administración en muy poco tiempo terminan en bancarrota o solamente disfrutan de un reconocimiento esporádico que no logran replicar ni tampoco avanzar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *