Alquiler, crédito e hipoteca ¿Cuál es la diferencia?

¿Cuál es el interés mínimo en España comparado con otros países de Europa en este 2018?
noviembre 10, 2018
7 razones para contactar a un agente financiero
noviembre 15, 2018

Cuando llega el momento de independizarse una de las primeras cosas en las que pensar es dónde vivir. El problema con esto, es que usualmente las personas no cuentan con los medios económicos suficientes para adquirir una casa o apartamento propio.

Por esto, surgen las opciones de alquilar o pedir un crédito. Y aunque comparar estas opciones no son las correctas, si es bueno conocer las diferencias o características de cada opción que pueda adaptarse mejor a sus necesidades y capacidades.

Primero tenemos que esclarecer un punto clave, con un crédito o hipoteca al culminar con los pagos se obtiene la propiedad y en el caso del alquiler no. Para muchos, la duda entre una opción u otra siempre fue clara por este motivo y teniendo en cuenta de que no se esperaba que los precios inmobiliarios bajarán significaban también un método de inversión a largo plazo.

Lo cierto es que los precios sí han decaído, pero de igual forma muchos consideran que el alquiler es desperdiciar el dinero. Muchos expertos consideran que como opción de corto o mediano plazo, el alquiler está bien; pero que a largo plazo hay que decantarse por la opción del crédito hipotecario pues podrás adquirir una propiedad que se revaloriza (en esto existe el riesgo de que suceda lo contrario).

Cobra importancia el conocer las diferencias y características de cada opción para escoger la mejor para nosotros.

Uno de los puntos importantes es el monto de las cuotas de pago y tipo de interés; que en algunos casos suele ser inferior al canon de un alquiler. Es posible que con los pagos de las cuotas pueda adquirir a largo plazo un inmueble pero con el alquiler, no es así.

Aunque esto es desde un punto de vista más simple, puesto que hay otras cosas que considerar como que probablemente el arrendamiento sea más costoso que los pagos mensuales que se deben realizar para el crédito hipotecario pero resulta que el lugar arrendado sea en una mejor zona o un mejor inmueble.

Y desde el punto de vista de negocio, a diferencia del alquiler, a largo plazo obteniendo la propiedad se puede obtener una rentabilidad del bien inmueble.

También es cierto, que desde el punto de vista de la flexibilidad y economía inicial el arrendamiento tiene puntos a favor. No responde a los mismos compromisos que una hipoteca en la que el riesgo es mayor y los gastos iniciales quedan descartados; haciendo posible también que en caso de querer cambiar puede buscar otro sin problemas siendo responsable de menos cosas que siendo propietario.

El crédito hipotecario es una opción que es la usada por la mayoría de las personas en todo el mundo. Las diferencia principal está en la oportunidad de finalmente adquirir el inmueble o no; el tema de cuanto puedan ser los pagos como se dijo anteriormente puede llegar a ser influenciado por muchas cosas que hay que considerar.

Lo más importante es tener un plan, visualizar lo que se quiere; organizar su vida y dar el paso de la independencia requiere de planificación y tener un camino claro. Partiendo de acá, se puede escoger qué conviene más, si alquilar o solicitar un crédito hipotecario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *