5 formas de ahorrar dinero en verano

4 de cada 5 españoles usan descuentos online para planes de ocio
mayo 1, 2018
Vacaciones en junio: ahorra hasta un 30%
mayo 8, 2018

Para muchos el verano es una época de diversión y ocio, sin embargo, esta época del año además está considerada como una época de alto gasto de dinero. El verano trae consigo una serie de gastos extra que suelen ser muy altos, la mayoría proveniente de los gastos en el hogar y especialmente, de los gastos de viajes y actividades de ocio. Sin embargo, aun sabiendo esto, casi nadie está dispuesto a sacrificar su verano, pero todos deseas recortar en lo posible estos gastos.

Si viajas hazlo al principio o al final del verano

Viajar a mitad del verano, como se acostumbra, te colocara en una posición financiera vulnerable. Por lo general en esas fechas, los operadores turísticos han incrementado sus costos o han dejado a un lado los descuentos, lo que te hará gastar más dinero. Escoge fechas en las que las personas o aún no han viajado o ya han retornado, esto te permitirá disfrutar de más actividades ahorrando una importante cantidad de dinero.

Compra tu ropa de verano en invierno u otoño

La ropa se maneja por modas y épocas, entonces es lógico que si compras en verano tu ropa para esta misma época conseguirás diseños de vanguardia pero a precios realmente extremos. Si quieres ahorrar una buena cantidad de dinero procura adquirir tu vestimenta fuera de temporada. Puede que no consigas modelos exclusivos, pero se estima que en términos generales podrías llegar a ahorrar hasta 50% en tus compras.

Controla los servicios domésticos

De todos los servicios domésticos, la electricidad y el agua son dos de los que más afectados se ven durante épocas de verano, especialmente vives en un sitio con veranos especialmente cálidos. Además, ambos servicios son cada vez más costosos, lo que implica que en cada verano llegarás a observar como tus facturas te dejarán con poco dinero. Por ello es vital que pongas control sobre ellos, usa el acondicionador de aire solo durante la noche y regálalo a una temperatura cercana a los 20º centígrados. Toma duchas 2 o 3 duchas cortas durante el día, esto resulta más eficiente que tomar una sola larga.

Regula el uso del coche

En épocas de verano, por lo general el calor aumenta sustancialmente, lo que se traduce en carreteras y aire más caliente. Esto se verá reflejado en un aumento en el  consumo de llantas y de combustible, debido al aumento del desgaste y a la necesidad de llevar siempre el aire acondicionado encendido.

Evita someterse a altas temperaturas

Salir en medio de una ola de calor, además de ser riesgoso para tu salud, te hará gastar dinero de forma innecesaria. Por lo general cuando te expones a este tipo de condiciones terminas consumiendo alimentos y bebidas frías que en otras circunstancias no consumirás. Además los efectos del calor te pueden llevar directo a la sala de emergencias donde tendrás que hacer frente a gastos médicos que pudiste haber evitado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *